En qué estamos

Mes a mes el R.P. Gonzalo Espina, Administrador Apostólico de la sede vacante de la Diócesis de Valdivia nos presenta el acontecer de nuestra comunidad.

Noticias

Con nuestro Encuentro Diocesano de Paillaco la diócesis de Valdivia comenzó el trabajo pastoral para este año marcado por la acentuación pastoral en el eje de liderazgo cristiano y por el Congreso Eucarístico.

Cada año la diócesis de Valdivia inicia su año pastoral con el jornada de trabajo en Paillaco, en esta ocasión se realizó el pasado 3 de marzo y reunió a cerca de 250 hermanos y hermanas de nuestras parroquias, colegios, comunidades y movimientos. En esta actividad los asistentes se preparan y empapan con las temáticas que marcaran el año con el fin de poder llevar a cada una de sus comunidades lo trabajado.  

La jornada inicio a las 09:00 horas con la inscripción y desayuno preparado por la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, que como todos los años nos recibió con sus atenciones y un enorme cariño. Saludos, sonrisas y un ánimo de alegría se sentía al ver como se iban reencontrando rostros que no se veían desde hace tiempo. La Jornada de Paillaco, además de constituir un espacio de trabajo, es el lugar en que muchos de nosotros nos vemos, tras tiempo sin compartir por las distancias de nuestra diócesis, además es en esta instancia en que se presentan aquellos que se integran a nuestra diócesis.

Tras la presentación de las personas que se sumaron por primera vez a la jornada, se procedió a dar inicio con la oración a cargo de las comunidades rurales de Paillaco. Posterior a esto se presentaron los resultados del instrumento de evaluación del año 2017 y a continuación nuestro Administrador Apostólico, padre Gonzalo Espina, nos acercó el eje que corresponde a este año 2018, Liderazgo Cristiano.

En su presentación, el padre Gonzalo fue guiándonos por los diversos estilos de liderazgos, señalando características, formas y maneras de liderar. Su presentación incluyo escenas de la película Invictus, mostrándonos el estilo de liderazgo de Nelson Mandela en oposición con formas de liderazgo negativo que se vieron antes. Luego nos propuso a Jesús como el modelo de liderazgo para todos nosotros, un liderazgo positivo que se basa en el servicio. Utilizando pasajes del Evangelio nos fue señalando las características que distinguen a un líder cristiano, finalizando su presentación con la invitación a ser cada uno líderes y fomentar el liderazgo de otros a la manera de Jesús. A continuación se pasó al trabajo en grupos.

Congreso Eucarístico

La Jornada no solo estuvo marcada por el eje temático de este 2018, sino también por la invitación a la que nos convoca la Iglesia chilena este año, el Congreso Eucarístico. La oportunidad de compartir como comunidad diocesana un profundo y significativo encuentro con Jesús a través de la Adoración al Santísimo Sacramento. Con este hermoso e importante espacio dedicado al Señor, se nos introdujo al sentido que anima este Congreso Eucarístico, acercarnos a través de la Eucaristía a Cristo.

Otros temas relevantes

En la jornada se señaló que este año la Iglesia vivirá un Sínodo de Obispo especialmente relevante, al ser la materia que lo convoca los jóvenes y la vocación. En esta materia se invitó a estar atentos el 24 de marzo, sábado previo a Domingo de Ramos, en que cerca de 300 jóvenes se reunirán con el Papa en un “Pre-Sínodo”. Acompañemos con nuestra oración por los frutos que brotaran de este encuentro que el Papa Francisco ha querido tener con los jóvenes para escucharles directamente, previo a la reunión con los obispos.

También se ha pedido a toda la diócesis de Valdivia continuar en oración por la elección de un nuevo obispo. Se ha puesto el énfasis en no olvidar que nuestra Iglesia local continúa sin un obispo que la acompañe, por esto es importante que toda la comunidad diocesana se una en oración para que nuestra diócesis reciba un pastor que responda a las necesidades de nuestra Iglesia diocesana.

Finalmente se señaló el no olvidar los ejes presentes en nuestras Orientaciones Pastorales Diocesanas acentuados los años 2016 y 2017. Acentuar uno u otro eje no significa olvidar los otros ejes presentes, por lo que debemos seguir teniendo presente profundizar y trabajar nuestro compromiso laical, la vocación a la que el Señor nos llama a cada uno y el hacer de nuestra Iglesia diocesana, una comunidad que “Escucha, anuncia y sirve”.

 


El pasado sábado 2 de septiembre 23 integrantes de la Parroquia Santos Juan y Pedro fueron acreditados por la Comisión Diocesana de Prevención de Casos de Abuso Sexuales a Menores de Edad siguiendo las líneas e indicaciones dadas por la comisión nacional.

En la Parroquia Santos Juan y Pedro 23 personas, entre catequistas, animadores y otros integrantes de la comunidad, se capacitaron, prepararon y acreditaron durante la jornada del sábado 2 de septiembre en la temática de la prevención de abusos sexuales a menores y creación de ambientes sanos y seguros. La actividad estuvo a cargo de los formadores diocesanos, Víctor Herrera, Alejandro Duran y el presbítero Edison Díaz, Director del Área de Educación del Obispado de Valdivia y párroco de la Parroquia Santos Juan y Pedro.

El trabajo del día siguió las líneas y módulos de reflexión dados por el Consejo nacional de prevención de abusos y acompañamiento a las víctimas y que dicen relación con: documentos y protocolos de la Iglesia frente al tema de prevención, elementos esenciales del abuso sexual, legislación civil y canónica, y elementos para la prevención.


La diócesis de Valdivia invita a toda la comunidad para que este 10 de agosto agradezcamos y celebremos a nuestros diáconos por su entrega, compromiso y servicio a través de su ministerio diaconal en la fiesta de San Lorenzo, patrono de los diáconos.  

El Decanato San José realizará una eucaristía este 10 de agosto a las 19:30 horas en el templo de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en Paillaco. A esta celebración se invita a todas las comunidades de La Unión, Río Bueno, Futrono, Los Lagos, Paillaco y Lago Ranco a participar acompañando a quienes por amor sirven a sus diversas comunidades como diáconos.

El Decanato San Antonio Abad celebrará una eucaristía a las 19:30 horas en el templo de la Parroquia San Pablo. Como decanato se invita a todas las comunidades, pastorales y movimientos de Corral y Valdivia a participar acompañando a los diáconos que sirven en este decanato.

El servicio que prestan los diáconos es un valioso y hermoso testimonio de amor y entrega por la causa del Reino, ellos acompañan a sus comunidades en los momentos más importantes y significativos de nuestras vidas, personales y comunitarias, al celebrar la liturgia, acompañando al sacerdote en la eucaristía, en bautizos, responso, visitando a los enfermos y dando una palabra de cariño a quienes los necesitan.

En este año en que como diócesis ponemos el acento en las Vocaciones y Ministerios sepamos reconocer y agradecer el servicio que día a día estos hombres realizan por amor a la causa de Cristo y a la Iglesia. Juntos oremos por ellos y sus familias, y pidamos al Señor que llame a más hombres a servir a su Pueblo a través de este hermoso ministerio.

¿Quién fue San Lorenzo?

San Lorenzo es un santo venerado por muchas tradiciones cristianas, y ampliamente venerado en la Iglesia Católica como patrono de los diáconos.

San Lorenzo fue uno de los siente diáconos regionarios de Roma, es decir uno de los siete hombres de mayor confianza del Sumo Pontífice, en su tiempo el papa Sixto II. Su tarea era de suma importancia pues tenía la responsabilidad de repartir la ayuda entre los pobres y más necesitados.

En el año 257 el emperador Valeriano público un decreto que establecía que cualquiera que se identificara como cristiano seria condenado a muerte, lo que resulto en una gran persecución. El 6 de agosto, mientras oficiaba una celebración en un cementerio, el papa Sixto II fue asesinado junto a 4 de sus diáconos.

San Lorenzo al ver esto, y presintiendo que el peligro llegaba, tomo todas las riquezas que tenía en ese entonces la Iglesia en Roma, vendió ornamentos y objetos para el culto y el dinero reunido lo repartió entre los más necesitados y pobres de Roma.

El alcalde de Roma, que era un pagano muy amigo de conseguir dinero, llamó a San Lorenzo y le dijo: “Me han dicho que los cristianos emplean cálices y patenas de oro en sus sacrificios, y que en sus celebraciones tienen candeleros muy valiosos. Vaya, recoja todos los tesoros de la Iglesia y me los trae, porque el emperador necesita dinero para costear una guerra que va a empezar”.

Lorenzo le pidió que le diera tres días de plazo para reunir todos los tesoros de la Iglesia, y en esos días fue invitando a todos los pobres, lisiados, mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y leprosos que él ayudaba con sus limosnas. Y al tercer día los hizo formar en filas, y mandó llamar al alcalde diciéndole: “Ya tengo reunidos todos los tesoros de la iglesia. Le aseguro que son más valiosos que los que posee el emperador”.

Llegó el alcalde muy contento pensando llenarse de oro y plata y al ver semejante colección de miseria y enfermedad se disgustó enormemente, pero Lorenzo le dijo: “¿por qué se disgusta? ¡Estos son los tesoros más apreciados de la iglesia de Cristo!”

El alcalde lleno de rabia le dijo: “Pues ahora lo mando matar, pero no crea que va a morir instantáneamente. Lo haré morir poco a poco para que padezca todo lo que nunca se había imaginado. Ya que tiene tantos deseos de ser mártir, lo martirizaré horriblemente”.

Y encendieron una parrilla de hierro y ahí acostaron al diácono Lorenzo. San Agustín dice que el gran deseo que el mártir tenía de ir junto a Cristo le hacía no darle importancia a los dolores de esa tortura.


Diseñado y administrado Juan Latorre.