Administrador Apostólico

El presbítero Gonzalo Espina Peruyero fue ordenado en 1979 e incardinado a la Arquidiócesis de Oviedo, España. Es miembro del Movimiento Adsis. Realizó sus estudios filosóficos y teológicos en España en la Universidad de Deusto (Bilbao) y en la Pontificia Universidad de Salamanca, de la que recibió el título de Bachiller en Teología y posteriormente de Licenciado en Teología, especialidad Catequética. Tras servir como vicario parroquial, párroco y tras asumir otros encargos en la arquidiócesis de Oviedo, llega a Valdivia en 1990 para iniciar la primera comunidad del Movimiento Adsis en Latinoamérica.

En 1990 y por encargo del entonces Obispo de Valdivia, monseñor Alejandro Jiménez, asume como párroco de la Parroquia San Pablo y Asesor de la entonces Pastoral Universitaria. Además, el padre Gonzalo Espina ha participado en nuestro país como profesor en el Seminario Pontificio “San Fidel” del Sur de Chile, entre los años 1992 y 1997. En 1995 asumió como Profesor en el Catecheticum de Chile y como Asesor Eclesiástico de la Fundación Hogar Catequístico, Santiago de Chile entre 1995 y 2001. Fue integrante Comisión Nacional de Catequesis en la Conferencia Episcopal Chile entre 1997 y 2001.

Además, en 2001, en la VII Asamblea General del Movimiento Adsis, realizada en Vitoria, fue elegido Moderador General del Movimiento Adsis (Asociación Católica Internacional) y Presidente de la ONG Fundación Adsis, cargos en los que presto servicio hasta el año 2013.

En 2014 regresó a Valdivia, recibiendo por parte de monseñor Ignacio Ducasse los encargos de asumir como párroco de las Parroquias San Pablo y San Pio X, el asesoramiento de la Pastoral de Educación Superior Diocesana, el acompañamiento como capellán de la Universidad Santo Tomás y la Universidad San Sebastián.

El año 2017, y antes de dejar la diócesis de Valdivia, monseñor Ignacio Ducasse le nombró Director de la Casa Diocesana de Formación San Lorenzo. El 26 de agosto de 2017 el Papa Francisco le nombra Administrador Apostólico de la Diócesis de Valdivia, sede vacante.


Diseñado y administrado Juan Latorre.