En qué estamos

Mes a mes el R.P. Gonzalo Espina, Administrador Apostólico de la sede vacante de la Diócesis de Valdivia nos presenta el acontecer de nuestra comunidad.

Noticias

El envío de los Delegados Parroquiales para el Congreso durante la Misa Crismal, el Encuentro Decanal de Delegados, la Jornada Diocesana MEC, la celebración del Cuasimodo y el lanzamiento del Portal Web Diocesano para el Congreso marcan hasta ahora la celebración del Congreso en la Diócesis de Valdivia. 

 

Variadas son las experiencias que en la Diócesis de Valdivia ya dan vida a este Año de Gracia en torno a la celebración del Congreso Eucarístico. Tras el inicio oficial con la entrega del pendón signo del encargo misionero a los Delegados Parroquiales para el Congreso de manos de Mons. Héctor Vargas, Obispo de Temuco, por ser Valdivia sede Vacante, los Delegados de ambos Decanatos san José y San Antonio, por separado, se reunieron con miembros de la Comisión Diocesana presidida por el Pbro. Luis Gallardo para conocer los detalles de su encargo misionero en este año y los hitos del Congreso.

Antes, en Jueves Santo todas las parroquias se unieron en la Adoración al Santísimo para confiar al Pan de Vida Eterna el itinerario de este Año y pidieron la gracia de “seguir escribiendo la historia desde la mesa compartida”, como destacó el p. Edison en la Parroquia Santos Juan y Pedro.

En este contexto, la Diócesis encabezada por el padre Gonzalo Espina Peruyero, Administrador Apostólico, convocó a una Jornada Diocesana a los Ministros Extraordinarios de la Comunión, MEC, quienes, reunidos en Río Bueno, ahondaron en dos temas, “la Espiritualidad del MEC” y “la Espiritualidad de la Eucaristía”, ambos temas a cargo de Jovita Cerro Quintana, periodista y miembro de la Comisión Diocesana y del equipo de Difusión del Congreso. Durante la Jornada los setenta y dos ministros revivieron el ‘magnificat’ de su vocación, volcaron su mirada hecha gratitud celebrativa a Cristo que se dona y se parte en la Eucaristía, lo relacionaron con su visita a los enfermos y luego compartieron esa riqueza testimonial en grupos. Al culmen, los 72 -como en el Evangelio- celebraron la Eucaristía presidida por el padre Gonzalo Espina y fueron enviados a la misión, recibiendo de sus manos un portaviático con el logo del Congreso y un díptico guía para el encuentro con los enfermos. “Cristo vivo y glorioso se prolonga a través del ministerio de ustedes. El se queda como alimento para cada enfermo, para las personas que los cuidan… en la escucha de ustedes hacia ellos y en el amor que emana de ese servicio”, les dijo el padre Gonzalo.

Es a la luz de este Misterio que en Paillaco y Valdivia los fieles se organizaron junto a agrupaciones folclóricas para ‘correr a Cristo’ en la tradicional Fiesta del Cuasimodo. En Paillaco el Pbro. Luis Gallardo, párroco de Nuestra Sra. de Lourdes y Coordinador de la Comisión Diocesana, destacó la participación de los fieles y miembros de la comunidad local. “Muchas gracias a todos; gracias al Conjunto Folclórico El Rosal que nos deleitaron con su música y Danza Nacional. Nuestras felicitaciones también a nuestra hermana Carmelita, Clarisee, proveniente de El Congo, comunidad religiosa recién llegada a Paillaco, que corrió a Cristo como una experta Cuasimodista”.

Así, el Congreso lentamente se abre paso por ciudades y campos, para en torno a Cristo Jesús seguir escribiendo la historia en torno a la mesa compartida.

Buenas nuevas que los fieles de la Diócesis de Valdivia pueden apreciar y compartir a través del Portal Web https://congresoeucaristic.wixsite.com/valdivia/equipo-diocesano diseñado por el Equipo de Difusión del Congreso como una instancia de comunión ‘para enriquecernos unos y otros con las experiencias y testimonios’, fotos, videos y material formativo o de celebración. “Se trata de un portal en construcción pues este se alimenta con la experiencia y aporte de todos, canalizado especialmente a través de los Delegados parroquiales para el Congreso”.


La actividad organizada por la diócesis de Valdivia aborda el liderazgo como un llamado y misión cristiano en este año que se acentúa éste eje de nuestras orientaciones pastorales.

Continúan los talleres de Liderazgo Cristiano, esta vez para el decanato San Antonio Abad. Se impartirá este sábado 14 en la Casa Diocesana de Formación San Lorenzo, para abarcar los 4 pilares fundamentales de un liderazgo cristiano, luego del primero realizado el pasado 24 de marzo en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Paillaco, para todo el decanato San José.

El objetivo del taller es formar en el liderazgo a agentes pastorales y representantes de diversos movimientos y parroquias, para que ellos puedan replicarlo en sus comunidades. Además, se busca entender el liderazgo como lo ejerce Cristo, a través del servicio, siendo “líderes, que al estilo de Jesús, dan vida dando su vida”.

La actividad que comenzará a las 9:00 abordará el concepto de liderazgo junto a una visión del Mundo en el que estamos inmersos, para luego profundizar en el Mundo más íntimo de nuestra cotidianeidad, y así poder “encarnar el liderazgo llevando el mensaje de Cristo”, según explicó la hermana Adriana Montenegro, encargada de la actividad.

En esta oportunidad los asistentes serán convocados por cada parroquia y deben llevar cuaderno y un pendrive, en el cual se les traspasará material necesario, así quienes participen puedan replicar en sus parroquias y comunidades lo aprendido en el taller. Por lo mismo, los miembros de las comunidades deben exigir la formación de liderazgo en sus parroquias o movimientos.


Con laudes, y con la celebración de la misa de la Cena del Señor en todas las parroquias, diócesis de Valdivia inicia el Triduo Pascual

Este 29 de marzo la Iglesia Universal celebra el Jueves Santo, día con el que se da inicio al Triduo Pascual, que es una de las fechas más importantes para el cristianismo, pues es el acontecimiento central de nuestra vida cristiana.

En esta celebración rememoramos la Última Cena del Señor, en que Jesús instituyó la Eucaristía y el Orden Sacerdotal, y además entregó una clave del cristianismo: el amor en el servicio, lo que reflejó lavándole los pies a sus discípulos, lo que se replica cada Jueves Santo en la celebración de la Cena del Señor.

Además, Cristo establece un nuevo mandamiento: “Ámense los unos a los otros como yo los amé”, conocido como el mandamiento del amor. Posterior a la Eucaristía se cubren las imágenes religiosas y se guarda silencio, recordando que Cristo esa noche, posterior a la Última Cena fue tomado preso por los soldados romanos cuando se encontraba rezando con sus discípulos en el Huerto de los Olivos. Por eso, la Iglesia, para acompañar a Jesús en ese momento suele realizar la Adoración al Santísimo, lo que se hará también en las comunidades parroquiales de la diócesis de Valdivia.

Sobre la adoración, el Padre Gonzalo Espina, Administrador Apostólico de Valdivia dijo que “es una invitación a contemplar y adorar a Jesús entregado por nosotros. Realmente a todos nos ha dado mucho bien, porque nos transformamos en aquello que contemplamos y adoramos. Podemos adorar el consumo, la prepotencia, el orgullo o podemos adorar el amor” sentenció el presbítero.

Este año, como adición especial a los ritos propios de este día santo, cada parroquia vivirá la primera actividad del Congreso Eucarístico Diocesano, que busca resaltar la importancia de Jesús Sacramentado, invitando así, a toda la comunidad diocesana a ser parte de Cristo Eucaristía.

Las celebraciones diocesanas para este Jueves Santo comienzan a las 09:00 con el rezo de Laudes en la capilla del Sagrario (primer piso de la Catedral) y a las 17 horas el Administrador Apostólico de Valdivia, padre Gonzalo Espina, presidirá una Eucaristía de la Cena del Señor en el Hogar de Cristo. Los horarios de todas las parroquias están disponibles en nuestra web www.obispadodevaldivia.cl


Diseñado y administrado Juan Latorre.